The Dancing Traffic Light

A nadie le gusta esperar y eso hace de los semáforos uno de los puntos más peligrosos para los peatones. Pero… ¿y si fuera divertido esperar? Con esta premisa Smart lanza una campaña que logró que 81% más de peatones esperaran su turno para cruzar la calle.